Si el verano y el encierro no fueron amables con tu piel, es tiempo de darle un cuidado especial.

Estos meses han sido complejos. Lograr equilibrar el trabajo, el cuidado de la casa y si tienes niños aún más. Y ciertamente nuestra piel también se ve afectada, porque son como nuestras antenas. Pueden trasmitir, recibir y alimentar nuestros sentidos.


Hay días en que no nos sentimos bien en nuestra piel y hay veces en que dejamos nuestra piel en algo. En el trabajo hay momentos en que debemos tener la piel gruesa y a las personas que se enojan con facilidad les decimos que son de piel fina.


A través de la piel nos relacionamos con el medio ambiente y además nos conectamos con otros.


Pero ¿qué pasa cuando algunas zonas de nuestra piel nos hablan de estrés, de falta de equilibrio emocional o de nuestros hábitos alimenticios?


Las arrugas dan testimonio de penas y alegrías, las cicatrices de las heridas, la piel de gallina, de miedo, emoción o deseo y en algunos casos, la celulitis nos avisa del sedentarismo y del excesivo consumo de azúcar y harina blanca refinada.


La piel es un es como un gran archivo repleto de señales e indicadores que se ven a simple vista y otros que sólo vemos cuando nos miramos desnudos frente al espejo. Y sólo quien sea capaz de entender a su piel comenzará a entenderse a sí mismo, aceptarse y amarse.


En Aleluney, estamos convencidos que el cuidado de nuestra piel debe tener una mirada holística, porque somos mente, cuerpo y alma. Por eso preparamos este e-book para ti, donde conocerás:


  1. 1. Qué es la celulitis, sus causas y las señales a las que debes estar alerta para tratarla a tiempo.
  2. 2. Cómo mejorar y prevenir la aparición de la celulitis.
  3. 3. Cuáles son los principales tratamientos que entrega el mundo de la dermo cosmética.


Si quieres disfrutar de una piel flexible y suave, déjanos tus datos para enviarte GRATIS el E-book que preparamos para ti, haciendo clic en el botón


 

© Aleluney

Built with